Qué es una crema y cómo interpretar su composición

En esta publicación explicaremos de forma general qué es una crema y cómo debemos listar sus ingredientes.

 Una crema corporal o facial es una emulsión, es decir, una mezcla heterogénea, de dos líquidos poco inmiscibles, como el aceite y el agua. Cuando dos sustancias inmiscibles se ponen en contacto y agitan, cada sustancia se fragmenta en pequeñas partículas. Si se agita lo suficiente, las partículas serán tan pequeñas que será difícil distinguir una sustancia de otra, habremos obtenido una emulsión. Sin embargo, este tipo de mezcla es inestable, y al dejarla en reposo, se separan.

En una emulsión distinguimos una fase dispersa (sustancia en menor proporción) y una fase dispersante o continua (sustancia en mayor proporción). Atendiendo al tipo de agente disuelto en la fase dispersa, podemos distinguir dos tipos de emulsiones: Las de aceite en agua (O/W) o las de agua en aceite (W/O) (Figura 1). En una emulsión aceite-agua, hablamos de una dispersión del aceite (oleosa) en una fase acuosa. En alimentación nos encontramos con muchos ejemplos de emulsiones: Mayonesa, leche, etc. Una emulsión agua-aceite es una dispersión del agua o solución acuosa en aceite o fase oleosa, como la mantequilla.

Figura 1. Tipos de emulsiones (aceite en agua o agua en aceite).

En todos los casos, para obtener una mezcla homogénea de dos agentes poco miscibles o difíciles de mezclar, necesitamos de un emulsionante, emulsificante o emulgente, es decir, una sustancia que ayuda en la mezcla de esas dos sustancias. En cosmética se utilizan diferentes emulsionantes, pueden ser sintéticos o naturales. Además, los emulsionantes se diferencian entre sí en la textura que aportan a la crema final, su valor protector o el tipo de emulsión para el que son más indicados.

Según lo expuesto, una crema cosmética es una mezcla de aceites (grasas), agua (compuestos hidrófilos) y emulsionante (mantiene la mezcla homogénea). Además, hay que añadir otros componentes como los conservantes y/o antimicrobianos (importantísimos para evitar el desarrollo de determinados microorganismos, permitiendo que el producto alcance una vida útil determinada después de abierto), espesantes (proporcionan viscosidad), colorantes (dotan producto de un color determinado), esencias perfumadas (proporcionan un aroma característico) y agentes o sustancias activas con un beneficio específico en la piel (vitaminas, sales minerales, compuestos fenólicos, ácidos, etc).

Los porcentajes de fase oleosa, acuosa y emulgente, empleados diferirán si la crema es más espesa o fluida. Una crema más espesa presentará un mayor contenido en aceite que una fluida. En líneas generales podríamos decir, que oscilan según los siguientes porcentajes:

-Agua o fase acuosa: 45 a 75%

-Aceite o grasa: 15 a 30%

-Emulgente: 4 a 8%

-Conservantes: 0,5 a 2%

-Colorantes: 0 a 2%

-Perfume: 0 a 1%

-Sustancias activas (vitaminas, compuestos fenólicos, aminoácidos, colágeno, etc): 0,3 a 10%.

En la fase acuosa de una crema puede emplearse agua y otros compuestos hidrófilos como hidrolatos, aloe vera, zumos, que se restarán de la cantidad de agua a añadir. Como consumidores no vamos a saber los porcentajes de los diferentes ingredientes empleados, pero leyendo el INCI podemos tener una idea de si un componente está en mayor concentración que otro.

¿Qué es el INCI? Es lanomenclatura internacional de ingredientes cosméticos- International Nomenclature of Cosmetic Ingredients,” es obligatoria presentarla en la etiqueta. La lista INCI (o lista de ingredientes) estandariza los ingredientes presentes en un producto cosméticos y permite obtener información sobre la composición del mismo.

Como hemos mencionado anteriormente, el fabricante no está obligado a indicar la concentración de cada uno de los ingredientes ya que estaría revelando, en cierto modo, la “fórmula mágica” de su producto. No obstante, los ingredientes se listan, de forma obligatoria, en orden decreciente (mayor a menor) de concentración. Para aquellos ingredientes por debajo del 1%, el fabricante puede hacer que aparezca en el orden que desee en la etiqueta. Por tanto, cuando en el INCI de un producto leas, por ejemplo: Agua (water) ya sabes que el ingrediente que se presenta en mayor concentración es el agua. Si por el contrario, el primer ingrediente es Aloe barbadensis, nos está indicando que es una crema con alto contenido en aloe vera.

Es muy importante leer el INCI de las etiquetas ya que hay productos donde nos “venden” un ingrediente estrella determinado, pero éste se presenta en muy baja concentración. Como desconocemos la concentración a la cual ha sido añadida, podemos hacernos una idea de su riqueza según la posición que ocupa en el listado INCI.

Otro aspecto a destacar es que en el INCI también tenemos que listar los compuestos que están presentes en los ingredientes que añadimos. Por ejemplo, si elaboramos una crema donde adicionamos hidrolato de salvia, aceite jojoba, vitamina E, etc pero el hidrolato presenta un antioxidante como el ácido ascórbico, éste también tendrá que listarse en el INCI aunque no se haya añadido de forma directa a la crema sino que estaba presente en el hidrolato que el fabricante compra. ¿En qué posición debería listarse ese ácido ascórbico? Según la concentración final que presente en la crema elaborada. Por ejemplo, si el hidrolato lo presenta en un 1%, pero en nuestra crema de 100 ml, añadimos un 50% de hidrolato, la concentración final del ácido ascórbico será de 0,05% y deberá listarse teniendo en cuenta esa concentración final.

En relación a los alérgenos, es obligatorio mencionarlos ya que pueden ser fuente de alergias y reacciones cutáneas para algunas personas. Generalmente, estas substancias se encuentran en los aceites esenciales, esencias o perfumes. Deben mencionarse en el listado de ingredientes si se encuentran por encima de 0,001% del total de la fórmula, a no ser que se trate de un producto que se aclare después de su aplicación como es el caso de los jabones. Entonces sólo se deberán indicar si están por encima del 0,01%.

¿Por qué el listado INCI se presentan los ingredientes en un idioma que no entiendo? Como hemos dicho anteriormente se utiliza una nomenclatura internacional, están basados en nombres científicos -en latín- de la planta utilizada y en otras lenguas, como el inglés. Por esta razón, en ocasiones resulta complicado identificar un determinado compuesto. Ej.: Prunus persica fruit extract. Nos está diciendo que contiene extracto de melocotón. Otra opción, para reconocer que Prunus persica es el nombre científico del melocotón es mencionarlo como Prunus persica (peach) fruit extract. Añadimos después del nombre científico el término en inglés de melocotón, peach. En el INCI de nuestras cremas faciales, verás el aloe vera (Aloe barbadensis leaf extract). Por cierto, leerás este ingrediente en primer lugar, haciendo referencia a su alta concentración en la crema, básicamente, hemos reemplazado la mayor parte del agua por aloe vera, proporcionando una crema con un valor cosmético altísimo.

Figura 2. Ejemplo de listado de ingredientes. Crema facial antiedad con aloe vera de Biodiverso.

En el INCI también se menciona la parte que se extrae de la planta como los frutos, flores, hojas o la raíz (en inglés: fruit, flower, leaf, root…). En las cremas faciales de Biodiverso utilizamos el aloe vera de las hojas (en inglés: leaf). En las cremas corporales, añadimos las pulpas obtenidas directamente de la fruta (en inglés: fruit).

El INCI incluso recoge qué tipo de extracto es (en inglés: oil, extract…). Extracto hace referencia a la simple la modificación física del producto. En nuestro caso, en las cremas faciales de aloe vera, se refiere al triturado del gel presente en el interior de la hoja. En las cremas corporales de pulpas de fruta, hablamos del triturado directo de la fruta, obteniendo los componentes naturales que son mezclados con activos que proporcionan textura, hidratación y aroma específicos de cada crema.

Nuestras cremas corporales y exfoliantes, presentan un 25% de pulpa de fruta u hortaliza. Según el listado INCI, lo encontrarás en segunda posición, ej. en la crema de melocotón listamos, Prunus persica (peach) fruit extract. Esta concentración es realmente alta, en particular, al tratarse de un ingrediente (pulpa triturada) que presenta unas características particulares en cuanto a densidad, viscosidad, composición, etc. Las frutas y hortalizas frescas son organismos que continúan vivos después de recolectadas. Muestran todas las características propias de la vida vegetal (ej.: respiración, transpiración, síntesis y degradación de metabolitos, etc). A esto hay que añadir su intensa actividad enzimática que controla el proceso de maduración. Por esta razón, incorporar pulpas de frutas y hortalizas, no es tan sencillo como se piensa, en particular, cuando utilizamos porcentajes tan elevados como los citados anteriormente. Para Biodiverso, esto ha sido todo un reto cuya fórmula ha patentado. Nuestro objetivo es que disfrutes de una cosmética natural, de la frutoterapia, un lujo para nuestra piel. Combina estos tratamientos de belleza con la ingesta de frutas y hortalizas, mima tu piel por dentro y por fuera.

www.biodiversocosmetic.com

Dra. Encarna Aguayo Giménez